cabeza articulo
20 de abril de 2017

Carta abierta a la Compañera Hebe de Bonafini

Querida Hebe, me atrevo a escribirte esta carta que espero llegue a tus manos y puedas leerla. Primero que todo quiero solidarizarme con lo ocurrido en el Mural de Avellaneda y con todos los agravios que las Madres vienen sufriendo este último tiempo.

Esta mañana me compartieron por redes sociales el video donde hablás sobre lo sucedido con el mural. Al final, al referirte a quienes hicieron vandalismo cerrás diciendo: "tienen tanto odio porque o no tienen madre o su madre es una PUTA" y quien te escribe Hebe es Madre y es Puta.

Soy mamá como el 86% de las mujeres que ejercemos el trabajo sexual, quienes somos jefas de hogar y tenemos entre 1 y 7 hijxs. Soy Madre y soy Puta pero con consciencia de clase. Estoy organizada en la Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina Ammar que nuclea 6000 mujeres que hemos hecho del Trabajo Sexual nuestro proyecto laboral.

Sé que ser madre y ser puta no es una combinación que nos ubique en el lugar de "buenas mujeres". Contra eso luchamos Compañera Hebe, luchamos contra el estigma, contra la discriminación que destila parte de la sociedad sobre nuestros cuerpos y nuestras vidas.

Luchamos por ser reconocidas legalmente, tener obra social y jubilación para no ir más presas y no pagarle más coimas a la policía. Luchamos por ser parte de la clase trabajadora, luchamos para que la palabra Puta deje de ser un insulto porque Puta es parte de nuestra identidad política y no queremos regalarle nada más a esta sociedad machista y patriarcal que a través de ese insulto nos intenta aleccionar y disciplinarnos. Por eso nos reapropiamos de la injuria como nos enseñaron nuestros compañeros Putos, como nos enseñaron nuestras compañeras tortas.

Somos madres y quiero que sepas Compañera Hebe que las Putas criamos y educamos a nuestros hijos con amor, con ese amor que la vida nos ha negado a muchas de nosotras, los educamos con consciencia de clase para que ellos y ellas tengan un compromiso social como lo tenemos nosotras las Trabajadoras Sexuales. Lxs hijxs de las Putas cargan doble estigma y desde pequeños intentamos generarles herramientas para que puedan protegerse de posibles agravios en los ámbitos escolares.

Las putas llevamos adelante una gran batalla cultural. Cuando en las marchas hay compañeros cantando:"Macri hijo de Puta", ahí estamos las Putas corrigiéndolos y aclarándoles que Macri no es hijo nuestro porque las Putas no parimos la mierda que gobierna. Y es por eso Hebe que me tomé el atrevimiento de escribirte para que sepas que las putas apoyamos a las Madres y que muchas nos sentimos heridas por tus dichos.

Creemos que hay que dejar de culpabilizar a las mujeres. Es obra del patriarcado que en cada acto que lleven adelante los hombres se termine culpabilizando a las mujeres ¿Qué culpa tiene la madre de ellos? ¿Qué culpa tenemos las Putas? Eso es producto del odio destilado por el actual gobierno hacia los derechos humanos.

Como respuesta a estos actos siempre se debe apelar al amor, a no bajar los brazos, a seguir luchando frente a las adversidades, ese es el ejemplo que ustedes las Madres y las Abuelas sembraron en la militancia y es por eso que siempre contarán con el apoyo del campo popular y con el nuestro Hebe. Las Putas siempre vamos a estar, eso tenelo siempre presente. A pesar de las adversidades las Putas te abrazamos Compañera, ojalá algún día vos puedas abrazar nuestra causa y conocernos para comprender que ser Puta no es nada malo y por qué la palabra Puta debe dejar de ser utilizada como un insulto.

Georgina Orellano
Puta, Feminista y Peronista
Secretaria General de AMMAR.

Secretaría General

Piedras 1065 / C1070AAU / Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina / Tel.: +54 11 4361 0092 / Correo electrónico: nacional@ammar.org.ar