cabeza articulo
Entrevista
3 de enero de 2017

“Piensan que todo es trata”

Aghata Alonso ejerce el Trabajo Sexual hace dos años en Puerto Madryn. Desde Ammar conversamos con ella sobre las problemáticas que enfrentan, el estigma hacia el trabajo sexual, los anhelos del colectivo de trabajadoras sexuales y sus demandas hacia el Estado argentino.

Aghata Alonso es mendocina. Ejerce el Trabajo Sexual desde muy joven, hace parte de la Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina Ammar y defiende los derechos de las Trabajadoras Sexuales de Puerto Madryn.

La voz propia de Aghata

¿Cuáles son los problemas que están viviendo las Trabajadoras Sexuales en Puerto Madryn?
En la ciudad estamos muy perseguidas. Piensan que todo es trata. Nosotras somos trabajadoras independientes, no trabajamos para nadie, trabajamos pura y exclusivamente para nosotras.

JPEG

Que nos dejen trabajar, que las dejen trabajar

¿Las Trabajadoras Sexuales de Puerto Madryn se están organizando?
Sí, queremos que el pueblo nos sienta. Que sepa que nosotras somos Trabajadoras Sexuales, que en nosotras no hay trata, que no estamos obligadas a trabajar para nadie. Que nos dejen trabajar tranquilas como en un trabajo común, por eso buscamos el respaldo de Ammar, para que nos apoye. La difucultad es que una Trabajadora Sexual no encaja en el sistema, a nosotras nos discriminan. Somos personas, somos seres humanos como cualquier otro, como las demás personas que viven en la ciudad pero sobre nuestro trabajo pesa un estigma impuesto por la sociedad.

¿Cómo quisieras que fuera tu trabajo?
“Amplio, libre, tranquilo. Que la gente no nos señale con el dedo. Quiero que nos dejen trabajar y que no nos persigan como delincuentes. Eso es lo que buscamos”.

JPEG

¿Qué le reclamas al Estado?
Que revea las situaciones, que diferencie la trata del Trabajo Sexual. Aquél que ejerza la trata que pague penalmente, para eso existe la Ley de Trata; pero hay que aclarar que no todas las trabajadoras sexuales son víctimas de trata. La gente tiene que abrir la cabeza, igual que el gobierno.

¿Cómo ves el tema del estigma hacia el Trabajo Sexual?
Yo no tengo problema porque no estoy cometiendo ningún delito. En Puerto Madryn pasa que si se enteran que sos una Trabajadora Sexual no podés habitar el suelo madrinence. Y muchas veces nos encontramos solas para decir acá estamos. Esa es mi lucha.

¿Qué ventajas te dio ejercer el Trabajo Sexual?
Es mi sostén de vida. Me permite vivir medianamente bien, tener lo que yo quiero, darme los gustos que quizás de otra forma no podría darme. Yo estoy muy contenta con lo que hago, con mi trabajo, no reniego de mi vida. Al contrario, la llevo orgullosamente.

Galeria de imagenes

Secretaría General

Piedras 1065 / C1070AAU / Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina / Tel.: +54 11 4361 0092 / Correo electrónico: nacional@ammar.org.ar